“Ser útil”. Inicio curso Laboratorio Creativo Cádiz


Dar clases de fotografía no es hacer fotografías. Es evidente. Es un mundo completamente distinto. También es emocionante. También se aprende, pero la gran diferencia es tener que enfrentarte a personas que te escuchan.

Con la fotografía no tienes que “enfrentarte” a otras personas si no quieres. Puedes coger tu cámara y perderte entre la multitud; o ir a un lugar solitario y mezclarte con el entorno para conseguir las imágenes que buscas. Nadie te observa mientras trabajas en estas situaciones. Te enfrentas tu solo a tus dudas y temores. Resuelves tus problemas solo y si no puedes resolverlos, no pasa nada a parte de la frustración personal.

Cuando das una clase, todo esto es diferente. Debes enfrentarte a tu trabajo delante de personas que están ahí para aprender. Quieren que les seas útil y quieres serles útil a ellos. Es emocionante cuando sientes que lo logras y frustrante cuando no es así.

Siempre les digo a mis alumnos que seré egoísta con ellos porque también quiero aprender de lo que ellos aporten en clase. ¡También estoy allí para aprender!. Es una de las cosas que me da energía para la siguiente clase.

La otra “cosa” que me da energía es justo lo contrario. Saber que yo les he enseñado algo que no sabían. Que les he sido útil. Que salen de clase con nuevas respuestas y con nuevas preguntas que esperan resolver en la siguiente clase.

Este otro trabajo fotográfico, dar clases, es gratificante por todo ello y agradezco a los alumnos que acuden a mis clases que me hagan sentir útil. Soy un egoísta por pensar así, por ello, aprenderé también yo de ellos para continuar este círculo infinito de aprender para enseñar.

Si estás interesado en acudir al curso que imparto de fotografía manda un mail a labcreativo.cadiz@gmail.com y únete a nuestro Laboratorio Creativo.


Deja un comentario